Saltar al contenido

¿Qué es la industria 4.0?

A lo largo de la historia se han producido hitos que han marcado cambios importantes en el proceso industrial. Estos cambios han sido consecuencia de la aplicación en la industria de nuevos avances técnicos (la utilización de la máquina de vapor en la Primera Revolución Industrial) o de la utilización de nuevas fuentes de energía junto con cambios en los sistemas productivos y económicos y las formas de mover el capital (Segunda Revolución Industrial).

La Industria 4.0 surge de la denominada Cuarta Revolución Industrial como consecuencia de la aplicación de la tecnología más avanzada a la industria. La Cuarta Revolución Industrial supone un cambio tanto del modelo productivo (procedimientos dentro de la industria) como de la forma en que se realizan las operaciones comerciales (tanto con clientes como con otras empresas), en un mercado ya no sólo globalizado sino también tecnológicamente conectado y digitalizado.

Este cambio hacia la Industria 4.0 viene de la mano de la implementación en el proceso industrial de tecnologías como la robótica, la inteligencia artificial, el big data, sistemas de análisis de datos, etc. Un aspecto fundamental de esta revolución tecnológica es la hiperconectividad, donde el concepto de internet de las cosas ha impactado muy notablemente.

Cualquier negocio o industria que pretenda competir en el mercado actual necesita adaptar su modelo productivo  al de una Industria 4.0. La tecnificación y el control automatizado de procesos junto con la recogida y el análisis de datos (técnicos, productivos, contables y financieros) utilizando la amplia tecnología disponible suponen una importante ventaja competitiva para una industria de cualquier sector productivo.

El impacto de la Cuarta Revolución Industrial en la industria logística y almacén industrial

La optimización de los procedimientos y sistemas encargados de movimiento de mercancías dentro de los distintos procesos de una fábrica, un almacén o un centro logístico, suponen un aspecto fundamental  para valorar la rentabilidad y productividad de ese negocio.

En este punto juegan un papel fundamental la utilización de sistemas robotizados y automatizados en los transportadores de rodillos y transportadores de banda. La aplicación de la tecnología en los sistemas de rodillos permite:

  • Control del movimiento mediante una mecanización automatizada de los rodillos.
  • Optimización de movimientos.
  • Reducción de fallos como consecuencia de errores humanos.
  • Aumento de la seguridad en los movimientos de mercancías.
  • La aplicación de las últimas tecnologías permiten el control exacto del movimiento de mercancías en un transportador de rodillos así como de su localización en un almacén (GPS, lectores digitales, etc.).
  • La automatización y control digital permiten incrementar la capacidad de almacenaje de un almacén industrial.
  • Análisis del rendimiento: flujos de entrada y salida, valoración de incidencias, etc.
  • Propuestas de mejora tras el análisis del rendimiento usando los datos recogidos.

La aplicación masiva de la tecnología y la conectividad a nivel industrial ha marcado un cambio muy  importante de la forma en la que se realizan los procesos industriales. En algunos aspectos como los relacionados con el movimiento de mercancías mediante sistemas de rodillos transportadores podemos decir que la aplicación de la Industria 4.0 ha supuesto un cambio radical en el sistema productivo.

Compartir:
Otras entradas: