Saltar al contenido

¿Qué es y cómo se hace picking?

Como picking se define el proceso de preparación de pedidos no unitarios en un almacén, y  abarca desde la recogida en el almacén de los distintos productos que forman parte de un pedido hasta la preparación y acondicionamiento final para su envío o transporte.

El picking es un proceso fundamental en cualquier empresa de logística o almacén. De la optimización y rendimiento de este proceso depende en gran medida la productividad del almacén.

¿Cómo se realiza el picking?

En el picking el primer paso es la recogida de los productos de las estanterías; esto puede realizarse varias formas:

  1. Por desplazamiento de los operarios al producto, que van recogiendo en carretillas u estructuras rodantes los elementos del pedido.
  2. Por medios automatizados en los que el producto se recoge automáticamente y se lleva hasta el operario que prepara el pedido final en las mesas de picking.
  3. Combinaciones de ambos. Por ejemplo recogida automatizada desde la estantería pero manual desde la cabecera del pasillo de almacenaje.

Dependiendo de las dimensiones y características de los productos que distribuye un almacén el proceso de picking puede implicar el uso de maquinaria específica (elevadores de carga, carretillas, montacargas, plataformas elevadoras, etc.) así como de instalaciones y estructuras para el movimiento de mercancías (transportadores de banda, transportadores de rodillos, etc.).

El picking puede suponer un elevado coste en tiempo y mano de obra si no se hace una adecuada planificación de este proceso. Para que el picking sea eficiente es fundamental:

  • La correcta organización del almacén.
  • Un control exacto de sus existencias y de la localización de los productos en las estanterías (gestión de inventario).
  • Una planificación de los recorridos que deben realizar los operarios o máquinas. Para que esto se consiga es fundamental contar con el correcto etiquetado de los productos como de su localización. Esto se realiza mediante lectores de códigos de barras manuales o incorporados en los sistemas automatizados mecanizados o mediante métodos más avanzados de geolocalización. Todos estos datos deben estar actualizados e integrados en el software de gestión del almacén, esto permitirá planificar los recorridos más eficientes para el picking.

Última etapa del proceso: las mesas de picking

Como último punto del proceso de picking tenemos las mesas de preparación de pedidos o mesas de picking. Una vez reunidos todos los productos o unidades que deben ir en un pedido se procede a la preparación final y embalaje para su envío o transporte. Las mesas de picking, aunque pueden tener una estructura general, se diseñan y fabrican específicamente para las necesidades de cada tipo de empresa y permiten múltiples opciones de personalización (dimensiones, altura, espacios, báscula, etc.). Consisten en puestos de trabajo donde el operario puede realizar de forma eficiente y con la máxima ergonomía, todo el proceso de embalaje y preparación final del pedido. Cuentan con diversas estructuras accesorias que le permiten acceder fácilmente a las cajas de embalaje, cintas selladoras, etiquetas, material protector para el pedido, etc.

Una vez preparado y empaquetado el pedido finaliza el proceso de picking y la mercancía estará lista para su distribución.

Compartir:
Otras entradas:
Roltia

El papel de la inteligencia artificial en la optimización de procesos de fabricación de rodillos industriales

Como picking se define el proceso de preparación de pedidos no unitarios en un almacén, y  abarca desde la recogida en el almacén de los distintos productos que forman parte de un pedido hasta la preparación y acondicionamiento final para su envío o transporte. El picking es un proceso fundamental en cualquier empresa de logística … Ver más

Artículos
Ver más